Tipos y materiales de las tarjetas de visita

Es posible crear la tarjeta de visita ideal si tomas en consideración todos sus elementos, pues cada detalle bien utilizado tendrá el potencial de transmitir justo lo que necesitas para conectar con esas otras personas.
¿Entiendes por qué es importante elegir bien el tipo de papel? De manera sencilla te explicaremos los 3 elementos que debes considerar para seleccionar el formato y material sobre el cual elaborarás tu tarjeta de visita
Tarjetas de visita: elementos clave
Los factores claves que debes conocer y definir cuáles usarás en la próxima impresión de tus tarjetas de visitas son los siguientes:
– Dimensiones
Una tarjeta de visita normal tiene forma rectangular con medida de 85 x 55 mm, justamente el tamaño parecido al de una tarjeta de débito y crédito, pues la idea es que puedas llevarlo en tu cartera o tarjetero, así como a la persona a la que se la entregas.

No se trata de un reglamento fijo y más bien es posible que prefieras diferenciarte y ser original al usar un formato cuadrado o incluso troquelado. ¡Totalmente novedoso!

– Gramaje
Seriedad y profesionalidad, con bases solidas y consistentes. Eso es la sensación que aporta una tarjeta de visita impresa en un papel de gran espesor, resistente y duradero.

Esta es la razón por la que se utiliza sobre todo el papel de 300 gramos, pero también es posible hacerla de 240 o 200, incluso tipo cartulina de 400 gramos. Lo importante es que no sea muy ligera ni delgada.

El papel estucado y sus derivados también son excelente opción. Por ejemplo puedes utilizar un papel plastificado o uno plástico de PVC de 500 micrón que existen en negro, blanco y transparente.

Por supuesto en materiales también puedes innovar y decidirte por usar un papel reciclado, lienzo o cuero; son muchas las posibilidades y tú puedes marcar la tendencia.

Un gran aspecto a considerar de usar estos gramajes es que no resulta translúcido y te brindará la posibilidad incluso de imprimir contenido por ambas caras de la tarjeta de visita. Es un recurso muy utilizado cuando quieres incorporar la información en dos idiomas diferentes.

-Color
El tercer elemento a considerar en tu tarjeta de visita es el color, pues tiene la posibilidad de causar impacto a la primera vista y posteriormente ser más fácil de recordar y de identificar. Si lo tuyo no es el tradicional blanco, entonces puedes decidirte por toda una gama de tonalidades distintas.

Puedes elegir por ejemplo:

– Papel Splendorgel Extra Blanco: es un papel especial de 300 gramos obtenido a partir de celulosa ecológica con un nivel de blanco óptimo y superficie aterciopelada y satinada.

– Papel Splendorgel Avorio: su tono es marfil con una superficie lisa y elaborado en 300 gramos.

– Papel Symbol Ivory: posee un gramaje de 300 y destaca por su tono nacarado satinado y aterciopelado al tacto.

– Papel Revive Pure White: es estucado reciclado en su totalidad y muy brillante, con un blanco casi idéntico al papel sin reciclar y elaborado en 300 gramos.

– Papel Constellation Snow: es gofrado, súper blanco y además poroso de manera particular. Es un papel natural con 280 gramos.

Elegir el tipo de papel de acuerdo a su color, gramaje, formato e incluso textura va en sintonía de lo que deseas comunicar con tu tarjeta de visita.

Una vez seleccionados estos aspectos, procede al diseño de su contenido con tu logo, información en una tipología de letra que impacte e imágenes de ser necesario.

Para esta labor puedes contratar un profesional del diseño o directamente la empresa de impresión que selecciones, puede brindarte este apoyo a través de sus especialistas así como ofrecer una asesoría en general.

 

 

Deja tus comentarios o dudas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *