Tarjetas de visita circulares en valencia

Las tarjetas de visita para valencia son la posibilidad asequible, sencilla, segura llamativa, inmediata y cercana de darse a conocer, de presentar ordenadamente a un posible cliente, o nuevo usuario tus aptitudes profesionales, utilizando para ello, las técnicas profesionales del diseño gráfico y la impresión, puestas al servicio de quien decida extender su nombre, su radio de acción y de la misma forma hacer mucho más sólido su desempeño.

Todo oficio requiere de una tarjeta de visita, este instrumento está concebido con el objeto de ser útil en cualquier área de trabajo; autónomos, freelance, emprendedores, empresarios de diferentes sectores, así como personal cualificado de todo tipo.

Estamos hablando que desde principios del siglo XIX se tiene conocimiento de la utilización de las tarjetas de visita, de hecho el crédito de su popularidad se debe al amplio uso que en esta centuria se hizo de ellas.

Todo proviene de los deseos de los grandes señores feudales de darse a conocer su llegada a una población o a algún ágape que congregara a la alta jerarquía eclesiástica y monárquica.

Por supuesto, para aquel entonces no se presentaban los ”cartones” que conocemos hoy en día, pero si, un mensajero que anunciaba la llegada de la autoridad, con un pergamino que leía en voz alta ante todos los invitados, en el se presentaban todos los títulos nobiliarios que este ostentaba, sus funciones, cargos públicos y demás. Esta fue la inspiración de las tarjetas para presentar a determinadas personas o instituciones.

Algunos creen que las tarjetas de visita tienen un origen aún más antiguo del que mencionamos en esta nota, y que su creación se remonta a la China de hace casi mil años. Si es así, entonces tenemos aún más razones para continuar hablando de las miles de bondades, ventajas y beneficios que nos ofrece la la utilización de este instrumento, que con los años, y podemos decir que hasta con los siglos, ha pasado a representar un valor insustituible dentro de la sociedad occidental.

La polémica estuvo servida en aquel entonces, y lo estuvo también a finales del siglo pasado, cuando en los 90 se decía que esta figura iba a desaparecer, reemplazadas implacablemente por las llamadas nuevas tecnologías que para aquel entonces se consideraban la panacea en la sustitución de todo lo gráfico e impreso.

Se temió lo peor si, y aunque la industria de las artes gráficas no llegó a tambalearse, si se vio afectada por lo menos en sus cimientos morales con estas amenazas constantes sobre su posible desaparición, debido al auge de lo virtual.

A día de hoy, podemos afirmar que todos estos augurios apocalípticos sólo fueron esto. Palabras dichas y esparcidas por fatalistas que desataron estos rumores, se quedaron en eso. Solo en palabras. Hoy en día, ya casi culminada una etapa importante del siglo XXI esta visto y comprobado que ambas vertientes conviven en armonía y que lo impreso no puede funcionar sin lo ”on line” y que lo digital, no se puede reforzar sin lo impreso.

Pero continuemos hablando del tema principal, es decir de estas tarjetas tan necesarias para darnos a conocer, de ellas se dice que son el vendedor silencioso, el mejor instrumento de mercadeo, que su función representa el equivalente a un representante de ventas y que hasta puede hacer las veces de un curriculum vitae, porque en si misma es portadora de nuestros datos personales.

Aun más, poseer una tarjeta de visita, otorga prestigio, es una señal de respeto hacia el cliente para el que trabajamos, vende a corto y a largo plazo, y además es la guinda en el pastel a la hora de dar
seriedad y peso especifico a la entrega de un presupuesto , cerrar un contrato o presentar un nuevo negocio.

A día de hoy, quien no cuente con una tarjeta de visita o presentación ni siquiera se le estima como una posibilidad en la que invertir. Porque es tu tarjeta de visita la que hablará por ti y definitivamente te abrirá puertas.
Sigamos entonces en la apología de este recurso, sólo diremos cosas buenas, porque contar con tu propia tarjeta siempre traerá sólo puntos a tu favor. Si eres de esos que apenas están entrando en el mercado laboral, y quieres saber como elegir un modelo que se ajuste a ti, es el momento de prestar de verdadera atención a lo siguiente:

Modelos hay muchos, desde el más clásico, hasta el más exótico, pasando por el más rompedor, el tradicional, hasta los modelos que entrañan en si materiales poco tradicionales, papel reciclado, blanco y negro, color, formas, troqueles impensables y toda clase de prestaciones adicionales para hacerlas únicas.

En esta oportunidad, nos gustaría hablar de la tarjeta de visita circular o circular: Este es un troquel dinámico, alegre, jovial, muy llamativo y capaz de resguardar toda la información que quieras dar a conocer, puede imprimirse por ambas caras dirección, nombre de negocio, dirección logotipo claro está web, teléfono y hasta un slogan si así lo necesitas.

En lo que a su medida ser refiere, pues considerar la estándar correspondiente a (8,3 x 5,3 cm) o idear la que tu prefieras, imprimirla sobre cartulina de 350 gramos y agregar brillos o cubiertas mates que aportarán muchísimo más elegancia.

Esto en lo que aspectos técnicos se relaciona, en cuanto a la estética, la figura circular dará mucho ”rollo” pero si quieres añadir dibujos de flores ( en el caso de dedicarte a la jardinería ) de balón de fútbol o pelota de golf si lo tuyo es una tienda de deporte, o tal vez una esfera con su respectivo mapa mundi, si quieres comenzar en el mundo de las agencias de viaje.

Estos son algunos ejemplos, pero la oferta y las oportunidades son infinitas, puedes añadir y quitar, y hacer tu propia versión de este modelo capaz de conquistar a tu cliente las reticente y escéptico.

Este es un modelo, con el que podrás acceder a muchas posibilidades, en una reunión con tu diseñador gráfico de confianza y tras una lluvia de ideas, podrás, con su consejo experto llegar a la presentación que te agrade, con la que te sientas a gusto y seguro de llevarla a tu portafolio y presentar todo lo que quieras vender.

Solemos decir que será la ausencia de esquinas y bordes lo que marcará la diferencia y te hará sobresalir frente a tu más cercana competencia, darán belleza, versatilidad y distinción. En definitiva, hablarán muy bien de ti, presentándote como un empresario de ideas, retos, de innovación, con ganas de catapultarse hacia nuevos derroteros, con grandes expectativas, ganas de triunfar y cumplir con el trabajo encomendado.

Si en tu caso, estás buscando renovar tu negocio desde la base, crear una nueva tarjeta de visita añadir la forma redondeada será una muy buena apuesta y un mejor comienzo para refrescar la cara de tu empresa ante tu clientela, dando un nuevo aspecto a tu propuesta corporativa y dejando huella entre todos aquellos que la reciban.

Este tipo de producto, punta de lanza del sector de las artes gráficas, impresión y el diseño, se caracterizan por dejar huella, positiva o negativa, por ser inolvidable, bien por la calidad de sus detalles y por lo profesional de su elaboración, o por el contrario, por no despertar el más mínimo interés visual a la primera, y ser desechada por el receptor. Tu puedes elegir, con cual de las dos circunstancias te quedas.

Un consejo… Busca profesionales, escucha sus consejos, y no escatimes en probar calidad a la hora de encargar tu tarjeta de visita de forma circular y personalizada.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter